COMPARTIR
Pizarra de Masha y el Oso
Ya sea magnética o de tiza, las pizarras de Masha y Oso le encantarán a tu peque
Spread the love

¿Quién no ha tenido en casa alguna vez una pizarra? Las generaciones de los 80 y anteriores recordarán aquellos pizarrones verdes o negros que les acompañaron durante muchos ratos de juegos.

Hoy en día la pizarra sigue siendo un juguete habitual entre los peques. A las tradicionales de tiza, se suman ahora las magnéticas, cuya principal ventaja es que no manchan nada.

De uno y otro modelo trata este post. Con un añadido: son diseños pensados para fans de Masha y el Oso. Lo primero que vamos a contarte son las diferencias entre ambas pizarras de Masha y el Oso.

La pizarra tradicional tiene una dimensión de 36 centímetros de largo y 24 de alto. Su tamaño la hace muy transportable. Además tiene un soporte de madera, para apoyarla en el suelo o en una mesa. En la superficie verde de esta pizarra encontrarás a Masha y a Oso. Están a derecha e izquierda, en la parte inferior. Otro detalle llamativo es su bastidor rosa con el nombre de Masha y el Oso.

La pizarra mágica de Masha y el Oso es un poco más grande. Mide 45 centímetros de largo y 30 de alto. Trae cuatro sellos magnéticos con forma de  hexágono, corazón, flor y círculo. Por supuesto, no falta el lápiz magnético para poder realizar cualquier dibujo. Todo el marco es rosa y la parte superior viene ilustrada con imágenes de Masha y Oso. Abajo, de manera longitudinal, está el borrador con el que resetear la pizarra y así comenzar a pintar de nuevo.

Una ventaja que comparten ambos modelos de pizarra es la posibilidad de llevarlas a cualquier lugar. Ya sea en la habitación del peque, en su sala de juegos, en el salón e incluso en el coche. Podrá acompañar a tu peque en cualquier momento. Por ejemplo, cuando vayáis a comer fuera de casa.

El principal beneficio que ofrece un juguete como éste es la posibilidad de que los peques desarrollen su autonomía. Con ellas, pueden aprender a jugar y divertirse solos. Además, como permite borrar todo aquello que dibujen o escriban, su imaginación puede volar sin límites.

Como está pensada para peques mayores de tres años, estos dos modelos de pizarra de Masha y el Oso les ayudará también a iniciarse en la escritura, practicando el abecedario, los números y las formas. Y tú también puedes aprovecharlas para ponerles un mensaje cariñoso que puedan leer al levantarse o al llegar a casa del cole 😉

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta